La montaña Mi montaña

El mundo se ve así a los 5.500 m.s.n.m.
En una de las primeras historias que compartí en Instagram sobre mi viaje a la montaña en Perú, puse esta nota y les puedo asegurar que el mundo parece otro desde ahí.

Es imposible describirlo con palabras, pero ya que las tenemos vamos a probar.

Estoy cansada, cuesta respirar, hace frío pero el sol golpea fuerte y tengo calor.

Bueno no, en algunas partes del cuerpo me quema el sol y otras no las siento por el frío, creo que tengo hambre, creo que tengo sed pero tomo agua y no se va.
Me concentro solo en respirar y en dar pasos cortos pero el aguita de la nariz no para de chorrear, es como una canilla con el cuerito roto.

En un instante todo cambia, miro alrededor y la belleza me envuelve. No puedo decir qué es, si es el brillo, la luz, lo prístino.
Los conceptos se desvanecen y solo queda esa imagen de belleza, de perfección y lo más maravilloso de todo es sentir esa certeza de formar parte de todo lo que veo. Ese abrazo tibio que te confirma que todo está bien, que todo está bien de verdad.

Y así, comiéndome los mocos, doy un pasito más con una sonrisa permanente, segura de seguir volviendo para siempre a esta belleza perfecta que solo se encuentra mirando al mundo desde las nubes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s